La Verraquina

PASEOS -> Jarandilla-Aldeanueva-Cuacos de Yuste: Ruta del Emperador

Ruta: A pie, bici y caballo.
Recorrido: Lineal
Distancia: 10 km. Ida. Duración : 3 horas
Dificultad: Baja. Desnivel: 195m. Firme: Bueno
Época Recomendada: Todo el año.
Punto de Partida: Parador de Turismo (Jarandilla)
Punto de llegada: Monasterio de Yuste (Cuacos).
Fuentes: 2
Emplazamiento: Términos de Jarandilla, Aldeanueva y Cuacos.

La ruta recorre antiguos caminos que unían Jarandilla, Aldeanueva, Cuacos de Yuste y el Monasterio de Yuste. Salimos del Parador de Turismo Carlos V, hacia la derecha., y por la Cuesta de los Carros, bajamos hasta una placita. A la derecha, por la C/ Marina, saldremos de la Villa. A 50 m. a izquierda, tomamos la calleja empedrada hasta Puente Parral, sobre la garganta Jaranda. Aquí disfrutamos de la vista de la Portilla de Jaranda. Cruzamos el puente y seguimos de frente. Entramos en un robledal. Enseguida vemos cultivos de la zona. Rebasados los cultivos entramos en una mata de robles, jaras y brezos. Volvemos a ver cultivos. Más adelante entramos en un camino con paredes de piedra. Cruzamos pista de cemento. A la derecha vemos la Ex-203 y de frente, por donde seguimos, robles formando galería que sombrea el camino.

Nos internamos nuevamente en un bosque de robles. Al salir cruzamos el arroyo de la Cepeda. Tenemos a la vista Aldeanueva y secaderos de tabaco y pimiento. Cruzamos la carretera y, a la derecha por la carretera vieja, bajamos hasta el puente romano en la garganta de San Gregorio. Cruzamos Aldeanueva de este a oeste. Al llegar a la Ex-203, enfrente el tramo encementado. El camino discurre entre campos cultivados con bellas vistas de la sierra. A un lado y otro vemos senderos que no tenemos en cuenta. En un recodo del camino aparece el puente del Tejar, en la garganta los Guachos. Descansemos a la sombra de fresnos, alisos y chopos. Aquí veremos torrenteras en la garganta.
Continuamos, sorteando regueras, siempre de frente hasta la entrada de Cuacos, donde veremos secaderos, cuadras y gallineros. Entramos por C/ Santa Ana. Por C/ los Hornos salimos de nuevo a la carretera. Cruzamos y seguímos por el camino empedrado primero y de tierra después, que sube hacia la izquierda hasta la carretera bordeada de robles y castaños que nos lleva al Monasterio, después del Cementerio Alemán.


Ver Ruta del emperador en un mapa más grande

Ruta